Crítica de “Zipi y Zape y La Isla del Capitán”

13600350_1161624107231880_5929386551674849873_n

Todavía me acuerdo de esos veranos en los que regalaban comics de Zipi y Zape con el periódico. Me levantaba temprano con mi padre, íbamos a por churros y después, a por el periódico. No había ningún día sin que me quedara sin el cómic de estos dos hermanos tan famosos de la historia del cómic español. Y quién iba a pensar que estos dos hermanos fuesen a tener no una, sino dos películas. La primera he de decir que me sorprendió, pero esta, que ya iba con las expectativas altas, me ha logrado sorprender bastante, y en el buen sentido. Su predecesora, estrenada en 2013, logró alzarse con el título de la película española más vista en ese año, y esta nueva entrega, sin duda, quiere batir de nuevo ese récord. Nosotros ya la hemos podido ver, y en las siguientes líneas te contamos lo que nos ha parecido.

SINOPSIS: Llegan las navidades y Zipi y Zape la vuelven a liar parda. Esta vez la travesura es tan grande que son castigados sin vacaciones y obligados a acompañar a sus padres a lo que parece ser un aburrido viaje en barco. Para su sorpresa, el destino es una espectacular y remota isla. Una terrible tormenta les obliga a refugiarse en la mansión de la divertida señorita Pam, donde niños sin familia disfrutan de un paraíso sin reglas. Ayudados por Pipi, Maqui y Flequi, los hermanos descubren que la repentina desaparición de sus padres en medio de la noche guarda relación con el secreto que encierran la misteriosa isla y sus extraños habitantes…

Zipi y Zape y la Isla del Capitán está distribuida por Walt Disney Studios Motion Picture España y dirigida por Oskar Santos. En los papeles protagonistas encontramos a Teo Planell como Zipi, Toni Gómez como Zape, Elena Anaya como la señorita Pam, Máximo Pastor, Jorge Bosch, Carolina Lapausa, Goizalde Núñez y Fermi Reixach entre numerosos otros.

null

Zipi y Zape y la Isla del Capitán resulta ser una película muy refrescante enfocada a los chavales y a las familias. Se trata de una película que repite la misma fórmula que su predecesora: hacer que los dos protagonistas junto a sus compañeros de aventuras escapen de un lugar determinado.  Es cierto que la historia es algo predecible, pero esto no le quita para que el largometraje de Oskar Santos sea intento y lleno de emociones,  en momentos claves. No debemos olvidar que es una película que va enfocada a un público familiar, aunque más aún a los niños. Por esta razón, nos ofrecen una trama bastante simple en este sentido y que para este  rango de edad, funciona muy bien.

null

Y es que como dice Oskar Santos, director del largometraje, “La película habla de la familia, del conflicto entre padres e hijos. Tanto unos como otros se van a ver reflejados en ella”, es precisamente este el tema principal de la película. El largometraje trata diversos temas. Algunos bastante bien llevados y otros no tanto. Momentos importantes a nivel sentimental, que no llegan lo suficiente al espectador por la presencia de secuencias de acción. Es cierto que el largometraje consigue emocionarnos y llegarnos en los momentos finales del largometraje gracias al giro que tiene, pero tendría que haberse visto reflejado en otras escenas que intentan lo mismo.

Respecto a las interpretaciones no están nada mal para ser niños, pero en diversas ocasiones a lo largo de la película, estos resultan marionetas, salvo el grupo principal. Las interpretaciones de Elena Anaya o Fermí Reixach son magníficas. Respecto a las actuaciones de los niños, destacaría la de Toni Gómez como Zape.

null

La fotografía a manos de Daniel Sosa resulta más que magnífica. Unos planos y luces espectaculares. Muy pero que muy destacables y dignos de estudiar. A esto se le une una muy buena dirección y producción. Los efectos especiales son dignos de alabar. Pocas producciones españolas cuentan con unos efectos tan sumamente buenos. Muy pero que muy logrados. Un punto verdaderamente positivo en este aspecto. La historia es algo floja. Empieza muy bien, y aunque tiene numerosos bajones respecto al ritmo, consigue dar un final bastante acertado, emotivo y con una moraleja que no pasará desapercibida tanto en niños como en mayores.

12398_1066709663389992_1086373478253930142_n

A modo de conclusión,  Zipi y Zape y la Isla del Capitán resulta ser una película bastante entretenida. A pesar que la historia no es lo que ofrecía su predecesora, consigue salir del paso con un muy buen reparto, escenas divertidas, llenas de emoción y llenas de acción. Si lo que buscas es ir en familia al cine y pasarlo bien, esta es tu película del verano. Una muy buena apuesta para niños y mayores. Ambos se verán identificados y algunos recordarán tiempos, en los que quizás, eran más felices.

NOTA: 3.5/5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s