Crítica de “El Nacimiento de una Nación”, de Nate Parker.

1500x500.jpg

Esta semana llega a los cines españoles una de esas películas que se le quedan a uno grabadas en la retina. Y no precisamente porque se trate de una película fácil de olvidar, sino por todo lo contrario. Se trata de una historia más que cruda a la vez que poderosa y real. El filme, basado en hechos reales y titulado “El Nacimiento de una Nación”, tenía todas las papeletas para llevarse unas cuantas nominaciones a diversos premios, pero por diversas circunstancias externas a la cinta de Nate Parker, ha quedado como otra mera película cualquiera. Si quieres saber lo que nos ha parecido en profundidad, no dudes en seguir leyendo.

Ambientada en Virginia, en 1831, treinta años antes del estallido de la Guerra de Secesión y basada en sucesos reales, narra la historia de Nat Turner (Nate Parker), un instruido esclavo y predicador cuyo propietario Samuel Turner (Armie Hammer), que atraviesa por dificultades económicas, acepta una oferta para utilizar a Nat para someter a esclavos rebeldes. A medida que va siendo testigo de innumerables atrocidades -de las que son víctimas él mismo, su esposa Cherry (Aja Naomi King) y sus compañeros de esclavitud-, Nat liderará en una rebelión contra la esclavitud con la esperanza de llevar a su pueblo a la libertad.

1453915282377.cached.jpg

El Nacimiento de una Nación” es una de esas pocas películas que conviene analizar desde el principio de la misma hasta el final. Y no solo porque posea un guión muy cuidado y elaborado, sino porque el propio filme posee una serie de ideas y momentos que son dignos de remarcar. Y es una pena que debido a las circunstancias que han rodeado a la cinta de Parker, las cuales no vamos a entrar a hablar de ellas, no esté nominada a una serie de galardones en lo que a Hollywood se refiere. Y digo que es una pena, porque se trata de un trabajo sumamente cuidado y ambicioso. Una película realizada con el mero hecho de narrar parte de la historia de Estados Unidos y de como esta se aprovechó de los esclavos negros y su uso para distintas labores.

Y esta narración de la historia se combina de una manera más que notable de unas crueles y dolorosas escenas. Unas escenas que si bien es cierto que retratan la sociedad de la época, lo hacen de una manera incómoda para el espectador. Y toda esta crueldad se proporciona a través de las diferentes interpretaciones. Tanto Nate Parker como Armie Hammer y Ann Miller están sobresalientes y elaboran unos personajes que son dignos de remarcar. Pero es Nate Parker quien se lleva toda la atención. No solo porque la dirección y el guión sean suyas, sino porque logra sacar de su personaje una interpretación más que remarcable.

the_birth_of_a_nation_still_3.jpg

A niveles más técnicos, tengo que subrayar varios aspectos que me han chirriado. En cuanto a la fotografía, hay planos que resultan más que bellos (normalmente tomas aéreas), pero que a su vez contrastan demasiado con los planos anteriores y posteriores del mismo debido al raccord o continuidad de la luz. Ya por último, tratándose de una cinta de ese calibre, me es demasiado extraño que algunas tomas que suceden de noche posean cierto ruido.

A modo de conclusión, “Nacimiento de una nación” es una cinta que no caerá en el olvido con facilidad. A pesar de su parecido con la famosa “12 Años de Exclavitud”, la cinta de Parker consigue salir del paso de una manera más que notable. Con una historia bien construida y narrada, una serie de ideas como la religión o el racismo o unas interpretaciones dignas de alabar, “Nacimiento de una nación” resulta ser un proyecto intenso con potencial a la vez que cruel y realista.

NOTA: 3.5/5

LO MEJOR: Una historia bien construida y narrada a la vez que realista y cruel. Las interpretaciones.

LO PEOR: Algunos aspectos de la fotografía así como una de las ideas que transmite este proyecto y que no comparto. Esta es la idea de quienes son realmente los buenos y quienes son los malos (a groso modo de decirlo). No todos los negros tienen por qué ser los buenos y los blancos ser los malos. Hay tonos intermedios, tonos grises. Nadie es bueno o malo. Todo depende de las acciones que uno lleve a cabo.

Jorge Blanco Cuesta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s