Crítica de “El Guardian Invisible”, de Fernando González Molina.

1,.jpg

Normalmente he huido de todo el cine que ha realizado Fernando González Molina. Un director que parecía empeñado en crear blockbusters con los actores juveniles de moda, para generar rápidos contenidos de usar y tirar. Después de ponerse tras la cámara para adaptar “Palmeras en la nieve” y la saga de “Tres metros sobre el cielo”, esta vez adapta la novela de Dolores Redondo: “El Guardián Invisible”. Protagonizado por Marta Etura, que se convierte el buque insignia de esta producción. Dando vida a Amaia Salazar, una inspectora de policía que se verá envuelta en unos misteriosos asesinatos en serie que están teniendo lugar en su pueblo natal, Elizondo. Un turbio viaje, en el que presente y el pasado de la protagonista van de la mano, llevando a Amaia a enfrentarse a sus mayores miedos.

Lo primero a destacar son las localizaciones de la película, que llegan a convertirse en un personaje con vida propia. Una gran decisión del director navarro,  que junto a su fotografía ayuda a crear la atmósfera que necesita la historia para ser contada. Envolviendo al personaje principal en un entorno frío y oscuro lleno de misterio. Fernando Velázquez engrandece las imágenes, poniendo su alma en la Banda Sonora de la película, con unas bellas e inquietantes piezas musicales que son un auténtico regocijo para los sentidos. Otro punto admirable es el realismo de sus escenas de acción. Con una protagonista que sufre físicamente una evolución que la va destrozando y que puede verse desde la butaca. Escenas crudas y sucias que dotan de credibilidad al mensaje que nos transmiten, llegando casi sin aliento al desenlace. Dónde mejor consiguen captarlo son en esos flashback al pasado. Una auténtica pesadilla, tan bien recreada que será difícil de olvidar de nuestras memorias en mucho tiempo.

B5A5848_jpg_1111.jpg

Etura está genial en su rol policiaco, llevando sobre sus hombros todo el peso actoral y que está en el punto perfecto de un comedido y sufrido personaje. Con esta interpretación su nombre queda ligado al del personaje y probablemente sea uno de los personajes más recordados de su carrera. La acompaña una Elvira Mínguez de 10, que consigue robar cada plano en el aparece. Sin duda, ella es lo mejor de la película, pero hay que verlo para sentir la furia que es capaz de transmitir la actriz en su personaje. Por último, también tenemos un delicado dulce, Itziar Aizpuru (más conocida por su papel en Loreak), nos da ese respiro que muchas veces necesitamos entre tanta taquicardia. De hecho, protagoniza uno de los momentos más memorables de la película, gracias a su mano con las cartas.

Realmente el único elemento negativo del filme es la forma en la que desarrolla su narrativa. Tendiendo a convertirse en repetitiva. Uno no puede evitar perderse o quedarse pensando y dejar de seguir la trama por un instante. Probablemente está relacionado con el hecho de ser una adaptación y que en un libro, los acontecimientos avanzan de una forma diferente a una película. Por otro lado, se acierta la hora de no crear una larga e innecesaria trama amorosa. Sí que hay espacio para el amor, introduciendo al marido de la protagonista en la historia. Y aunque intentan humanizar al personaje principal en medio de tanta tensión, la química amorosa es cero. Creando a un personaje secundario pedante e innecesario que podían haberse ahorrado. Este apoyo de confortabilidad que necesita “queda cubierto por su familia” (especialmente gracias al papel de Aizpuru).

B5A1640_jpg_1106.jpg

Irónicamente estamos ante una historia que promueve conservar las costumbres y anima a no olvidar las antiguas leyendas. Un elemento mágico al que se le da la importancia justa para dotar a la película de un toque diferente y delicioso. Lo dicho, un genial entretenimiento que probablemente acabe convirtiéndose en franquicia (existen dos secuelas escritas del libro original). Larga vida a Amaia Salazar.

Nota: 3,5/5

Juan Carlos Aldarias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s