Crítica de “Kong: La Isla Calavera”, de Jordan Vogt-Roberts.

17155905_1566372323403732_1426687126141439006_n.jpg

Demasiado poco se ha oído hablar de la nueva adaptación, remake o reboot de uno de los monstruos clásicos más conocidos del mundo. No se si se tratará por la falta de interés de este o por la gran cantidad de remakes que se hacen últimamente al año y acaban cayendo en el olvido. El caso es que uno de los blockbusters más importantes de esta primera parte del año ha pasado desapercibido y la verdad es que tras el visionado de este, no entendemos el por qué. Se trata de “Kong: La Isla Calavera”. Si quieres saber lo que nos ha parecido en profundidad, no dudes en seguir leyendo.

“Kong: La Isla Calavera” cuenta la historia de un variopinto equipo de científicos, soldados y aventureros que se unen para explorar una mítica y desconocida isla del Pacífico, peligrosa a la par que hermosa. Apartados de todo lo que conocen, el equipo se adentra en los dominios del poderoso Kong, desencadenando la batalla definitiva entre el hombre y la naturaleza. Cuando su cometido pasa del descubrimiento a una misión de supervivencia, deben luchar para escapar de un Edén primigenio donde la humanidad no tiene cabida.

“Kong: La Isla Calavera” está dirigida por Jordan Vogt-Roberts y distribuida aquí en España por Warner Bros Pictures. Entre su sensacional reparto encontramos a Tom Hiddleston como James Conrad, Samuel L. Jackson como Preston Packard, Brie Larson como Mason Weaver, John C.Reilly como Hank Marlow, John Goodman como Bill Randa, Corey Hawkins como Houston Brooks o Toby Kebbell como Jack Chapman entre numerosos otros.

KONG: SKULL ISLAND

Esta entrega de Kong, aparte de ser un blockbuster más que disfrutable y digno de ver, forma parte de uno de los universos que Warner está construyendo. Y es que este personaje va a compartir universo nada más y nada menos que con Godzilla, sí, aquella película que se estrenó allá por 2014. Pues bien, aparte de estas dos primeras, el estudio tiene pensado una secuela de Godzilla para 2019 y el encuentro entre estos dos titanes en 2020. Habiendo introducido esta parte (que me parecía esencial), hablemos del rey del mambo, Kong. Personalmente no le podía pedir más a este blockbuster, ya que para bien o para mal cada vez me llaman menos este tipo de propuestas. Pero oye, tengo que admitir que ha resultado ser un filme digno de darle una oportunidad de visionado y que es muy probable que acabe en mi estantería en un futuro.

Kong: La Isla Calavera” es sin lugar a duda un blockbuster en toda regla. Una historia simple a la vez que bien narrada. Pero eso no es lo único. La cinta ejecuta a la perfección escenas de acción en lo que brilla es la calidad técnica de los efectos especiales así como los colores y la fotografía. Y funcionando a todos estos niveles, la cinta de Roberts no deja de ser un blockbuster. Pero no por ello significa que caiga en los errores típicos de este tipo de productos. Más bien es al contrario. La cinta tiene un ritmo frenético y ágil, enormes y aterradores monstruos, tremendas escenas de acción (que al fin y al cabo es lo que importa en este tipo de proyectos)  y aunque no lo parezca, buen desarrollo de personajes. Todos y cada uno de ellos están perfectamente definidos y construidos. Todos con un pasado y un futuro, con unas motivaciones notables. Pero lo que de verdad me ha llamado la atención, es el hincapié que hace el director de desarrollar también los personajes secundarios y darles más tiempo y protagonismo en pantalla, siendo alguno de ellos más interesantes que los propios protagonistas incluso.

TAN208_069.tif

También quiero remarcar y entrar de lleno en otros aspectos. Uno de ellos es la banda sonora. A parte de las partituras compuestas por Henry Jackman las cuales son un digno acompañante a la cinta, contamos con otra serie de canciones que concuerdan y se llevan bastante bien con la aventura de los protagonistas. Los efectos especiales resultan abrumadores. Cada aparición de Kong resulta estelar y épica, pero no solo eso. La fotografía y la calidad técnica es tremenda e impresionante. Es una completa delicia visual.

A modo de conclusión, “Kong: La Isla Calavera” resulta ser un blockbuster más que disfrutable. Si bien la historia es simplona aunque disfrutable ágil y frenética, es narrada de una forma muy inteligente. Con un reparto de lo más interesante, una banda sonora perfecta y una calidad técnica en cuanto a la fotografía y a los efectos especiales abrumadora, “Kong: La Isla Calavera” es un blockbuster lleno de potencial.

NOTA: 4/5

Jorge Blanco

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s