Reseña de “Pax”, de Sara Pennypacker.

79191.jpg

No suelo ser de aquellas personas que valoran un libro por su portada. Me gusta leer su sinopsis y leer alguna que otra opinión antes de proceder a su lectura. Y tengo que reconocer que a pesar de haberlo juzgado por su portada, hice bien, ya que si no lo hubiese hecho, no me hubiese llevado una grata sorpresa al disfrutar de este libro. Una historia que a simple vista parece sencilla pero que está llena de momentos mágicos. Una historia que abarca el concepto de la amistad entre un niño y su mascota. Y de eso trata “Pax” de Sara Pennypacker. Si quieres saber lo que me ha parecido esta novela en profundidad, no dudes en seguir leyendo.

SINOPSIS: Peter y Pax, su leal zorro, son inseparables. No obstante, cuando sucede lo impensable y su padre tiene que partir a la guerra, Peter se ve obligado a abandonar a Pax a su suerte. Pero Peter sabe que su lugar está junto a Pax. Espoleado por una amistad inquebrantable, se lanzará a la aventura y cruzará el país en guerra para reunirse con su zorro. Pax, esperando con paciencia su regreso, tendrá que enfrentarse solo a los peligros del bosque…

La historia a simple vista parece bastante sencilla y plana, pero ya os puedo asegurar antes de empezar que no lo es. Es un libro que se deja ver que tiene mucho que contar. No solo las consecuencias de la guerra, sino mucho más. Mucho mucho más. Ya en sus primeros capítulos el lector puede observar ciertos apuntes que demuestran esto mismo. Una historia que trata sobre la lealtad y la amistad entre un niño y su mascota y que llega dispuesta a quedarse en el corazón. Pero todo este amor que siente el uno hacia el otro se ve interrumpido cuando el padre de Peter  se ve obligado a ir a la guerra y este echo obligaba nuestro personaje a devolver a su mascota, Pax, a su lugar de origen, el bosque. Es en este momento, cuando de verdad empieza la historia que nos ocupa. Y esta historia está llena de momentos en lo que predomina son los sentimientos y las vivencias crudas a la vez que necesarias y que inconscientemente, enseñan grandes lecciones. A pesar de que la historia puede resultar alto sencilla y simplona como bien he dicho, la verdad es que no resulta así, y todo esto es gracias a los distintos personajes protagonistas y la construcción de los mismos.

Si bien es cierto que hay varios personajes, vamos a centrarnos básicamente en los dos principales. Pax y Peter, protagonistas que llevan las riendas de la historia. Pax es el zorro de Peter. Este personajillo ha vivido con su dueño desde bien temprano. Acostumbrado a una vida en la que todo está a su alcance, se ve envuelto en una nueva vida cuando el padre de Peter obliga a este a abandonarlo en el bosque. Aquí, nuestro personaje tendrá que adaptarse a un nuevo medio y buscarse la vida por sí mismo. Conocerá a multitud de nuevos amigos de su especie, que le ayudarán a adaptarse a su nuevo hogar. Pax, aunque es abandonado en el bosque por su dueño, no pierde la esperanza de volver a ver a Peter alguna otra vez. Por otro lado encontramos al muchacho protagonista. Peter es un niño que no ha tenido una vida fácil en absoluto. Con la despedida de su padre que ha afrontado a causa de la guerra y la pérdida de su mascota, Pax, Peter ha experimentado unas vivencias algo duras y crudas para su edad, lo que le ha hecho madurar y ver el mundo desde otra perspectiva. Sin embargo, nuestro protagonista solo tiene un objetivo que cumplir: recuperar a su zorro perdido. A partir de ese momento, Peter experimentará un cambio en su interior y llevará acabo su cometido, con ayuda de un personaje, que aunque no voy a entrar de lleno a hablar de ella, cabe mencionar. Vola es un personaje que junto a su interesante pasado, ayuda a Peter tras una serie de acontecimientos a lograr su cometido.

Hablemos de aspectos un poco más técnicos, por así decirlo. Respecto a la narración tengo que decir que es exquisita. Todo está fantásticamente descrito y documentado. Una de las cosas que cabe remarcar y hacer una puntualización es la manera que tiene la autora de adaptarse a la narración dependiendo del punto de vista con el que se narre la historia. Desde el punto de vista de Peter todo es contado de una forma más “humana” por así decirlo y en el que se deja ver este proceso de maduración que he comentado antes, mientras que desde el punto de vista de Pax, el zorro,  es narrado de una forma más simplona a la vez que llena de detalles a modo de demostrar que el narrador es un animal, y por lo tanto, su propia forma de comunicarse. Así mismo el ritmo del libro resulta el adecuado en cada uno de los momentos en el que se desarrolla la historia. Ya para acabar, mencionar las distintas ilustraciones que posee el libro a manos de Jon Klassen, las cuales son magníficas.

A modo de conclusión, “Pax” es una historia emotiva y profunda, llena de sentimientos y emociones que la constituye como un relato profundamente magistral. Si bien es cierto que la historia puede resultar algo simplona en determinados aspectos (pero que en absoluto lo es), los distintos personajes hacen de esta una verdadera historia sobre la lealtad, la madurez, el amor, la paz y la amistad. En definitiva, un libro más que recomendable y con el que cualquier lector se sentirá identificado gracias a las distintas emociones que desprende el relato.

NOTA: 4/5

¡Gracias a Nube de Tinta por el ejemplar!

Captura.JPG

Jorge Blanco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s