Crítica de “Ghost In The Shell: El Alma de la Máquina”, de Rupert Sanders.

17190972_1391694390852318_4551728384003595765_n.png

Pocas películas son las que logran despertar entre el público y la crítica tan cantidad de curiosidad a la vez que expectación. Y mientras muchos de estos proyectos cumplen y logran estar a la altura de lo que prometen, otros muchos se quedan por el camino. Hoy venimos a hablaros de “Ghost In The Shell: El Alma de la Máquina”, una adaptación  a imagen real del clásico de anime del mismo nombre. Ya os podemos adelantar que la película cumple, y no solo a nivel visual. Pero no te quedes con esto que he dicho y sigue leyendo para averiguar lo que nos ha parecido en profundidad. Eso sí, sin spoilers. Empecemos.

En un Japón futurista, Scarlett Johansson interpreta a La Mayor, una agente especial cíborg, que lidera la Sección 9, un cuerpo policial de élite. El objetivo de esta unidad de operaciones encubiertas es luchar contra el ciberterrorismo y los crímenes tecnológicos. Gracias a su cuerpo artificial, La Mayor es capaz de realizar hazañas sobrehumanas especialmente requeridas para su labor. Entrenada para detener a los criminales y extremistas más peligrosos, La Mayor se enfrentará a un fanático terrorista, capaz de hackear mentes, cuyo único objetivo es acabar con los avances de Hanka Robotic en la tecnología cibernética. Pronto la agente cíborg se verá inmersa en una serie de intrigas y secretos de estado para encontrar al misterioso terrorista.

Ghost In The Shell: El Alma de la Máquina” está dirigida por Rupert Sanders y protagonizada por Scarlett Johansson como La Mayor, Pilou Asbæk como Batou, Takeshi Kitano como Daisuke Aramaki, Juliette Binoche como la Dr. Ouelet, Michael Pitt como Kuze o Chin Han como Togusa entre numerosos otros.

GITS_FF_005R.jpg

Cuando salí del pase de prensa pensé demasiadas, multitud de cosas de las cuales se podría llegar a mantener una larga conversación con alguien. Y lo cierto es que me gustaría hablar de todas ellas aquí, pero si lo hiciese, dudo mucho que llegara a acabar. Así que voy a intentar sintetizar mi opinión al máximo para hablar de todo ello y hacerle justicia a la película de Sanders. Lo primero que tengo que decir antes de empezar de lleno con la crítica en sí, es que voy a analizar la cinta independientemente del anime original.  La historia que propone Sanders cumple, y cumple su cometido perfectamente. Mientras que en los momentos iniciales de la misma puede resultar algo confusa y poco estructurada para los no seguidores del anime original, a posteriori logra subsanarlo y dirigirla hacia un entorno mucho más sencillo y adaptable para el espectador menos especializado. No quiero decir con esto que uno se sienta perdido en algunos tramos, sino todo lo contrario. Estos momentos, aunque un poco confusos a priori, son vitales para el entendimiento y la construcción de la trama.

La trama principal es una historia que aunque conocida  y vista en multitud de ocasiones, logra resultar interesante en muchos sentidos. Pero una de las cosas que debemos de tener en cuenta, es que el filme se trata de un producto meramente comercial. La idea principal está muy bien tratada, junto al viaje que emprende el personaje de Scarlett Johansson. Y sí, digo esto porque muy pocos son los productos puramente palomiteros los que tienen un desarrollo de personajes como el filme del que estamos hablando. Pero hablemos mejor de los personajes después. La historia es enriquecedora, aparte de por los tremendos giros de guión que propone el propio filme y por otras subtramas que mejoran la experiencia global de la cinta, por los distintos temas que parecen ocultos en la historia y que creo conveniente destacar. Vivimos en una época en la que nuestra vida es controlada prácticamente por el mundo tecnológico. Desde ordenadores, tablets y móviles hasta aspiradores que limpian por si solas. Poco a poco nuestra vida va dependiendo de estos artilugios y seguro que irá a más. Pues bien, el filme de Sanders compone una crítica en toda regla a este tipo de vida de la que nos estamos haciendo prisioneros. Dicho esto, pasemos a otro tema.

GITS_FF_071.jpg

Ya hemos hablado acerca de La Mayor/Motoko, interpretada por Scarlett Johansson. La interpretación es simplemente maravillosa. La caracterización de esta es simplemente asombrosa. Cada uno de los detalles juega a su favor. Así pues, quiero destacar el gran papel que juega el arco de transformación de este mismo personaje, configurando uno de los elementos más llamativos y potentes dentro del filme, su propia historia extraída del famoso arquetipo de “Prometeo y Pigmalión”. Cabe resaltar también los personajes interpretados por Pilou Asbæk (Batou), Takeshi Kitano (Daisuke) o Juliette Binoche (Dr. Ouelet), los cuales resultan estar fantásticamente construidos y desarrollados. A nivel personal, me he quedado con ganas de ver mucho más de algunos personajes secundarios. Es quizás el villano de la película quien se me queda más flojo, un error típico de este tipo de productos, la falta de desarrollo del villano. La verdad es que Michael Pitt está fantástico como Kuze, pero sin embargo echo de menos más tiempo en pantalla de este personaje para su mejor construcción. Se me queda quizás un poco plano.

Ya en aspectos más técnicos tengo que hacer menciones tanto a la fotografía y el aspecto visual, como a la banda sonora. Esta es una de esas películas que merecen verla y disfrutarla en pantalla grande. No solo por la iluminación y el tratamiento de la imagen. El aspecto visual del filme es sencillamente abrumador. Todo, y cuando digo todo, es todo, está absolutamente cuidado en pantalla, y es que uno se queda con la boca abierta ante la contemplación de la sucesión de imágenes tan impactantes como las que tiene el filme. A nivel de banda sonora, tengo que decir que las partituras compuestas por Clint Mansell cumplen perfectamente su función. La música habla por sí sola, y resulta ser un digno viaje de La Mayor durante todo el filme.

GITS_FF_014K.jpg

A modo de conclusión, “Ghost In The Shell: El Alma de la Máquina” es una cinta que en líneas generales, es más que disfrutable. Si bien la historia puede resultar un tanto confusa en los momentos iniciales y el desarrollo de algunos personajes no es el adecuado, el proyecto de Sanders resulta ser un filme ágil, frenético y muy inteligente. En definitiva, “Ghost In The Shell: El Alma de la Máquina” es un blockbuster lleno de potencial, con una gran dosis de entretenimiento y un magnífico apartado visual.

NOTA: 4/5

Jorge Blanco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s