Crítica de “Los Pitufos: La Aldea Escondida”, de Kelly Asbury.

17424713_10155094791615758_5862582920375177249_n.jpgEl regreso de los Pitufos a la gran pantalla (cuando tan solo hace 4 años de que saliera su última secuela en los cines) no nos hacía nada más que temer una nueva táctica de Sony para exprimir los derechos de la saga al máximo y aumentar sus arcas económicamente con un producto tan rentable. Por suerte, (además de darle un lavado de cara en 3D) contamos curiosamente con una historia interesante. Algo difícil, partiendo de una “secuela” que prescinde de los tópicos para presentar un capítulo diferente que responderá a grandes preguntas de la serie original. En esta aventura Pitufina, Filosofo, Torpe y Fortachón comenzarán un viaje por los terrenos inexplorados del bosque en busca de una misteriosa aldea. Intentando llegar antes que su archienemigo Gargamel, el cual cree estar ante una nueva aldea de Pitufos de los que espera poder absorber su poder.   

El bosque ofrece uno de los mejores aspectos de la cinta. Ya que el diseño de las criaturas, la composición, la gama de colores…  abre múltiples posibilidades visuales, creando un espacio realmente atractivo. Además ese aliciente de ir descubriendo el terreno desconocido, nos hace vivir en primera persona una auténtica montaña rusa de emociones. Aunque si no ponemos serios aquí acaba lo bueno, pues no dejamos de estar ante una producción de corte infantil y es palpable que no se corren riesgos. De la misma forma que ofrece un gran apartado donde prima la imaginación en sus paisajes, por otro lado nos encontramos con una técnica de animación pobre (con personajes creados a través de formas planas). Una peligrosa tendencia que está teniendo lugar recientemente en este tipo de producciones. De acuerdo, partimos de dibujos animados, ¿pero esto es lo mejor que se puede hacer?Los-Pitufos-1.jpg

Uno de sus grandes puntos imprescindibles de los pitufos es su humor. Aquí nos encontramos probablemente con el humor más blanco que se ha visto en la saga azul. La reiteración de gags hasta extenuación, chistes tópicos vistos mil veces… pero que al parecer “siguen funcionando”, pero que probablemente a los adultos solo consiga sacarles una leve sonrisa o ni eso. Es triste que no se le dedique tiempo a conseguir unas bromas más elaboradas con dobles sentidos y que hagan reír a toda la audiencia (un aspecto que las producciones de Disney/Pixar cuidan al detalle). Por ese motivo no puedo evitar ser tiquismiquis con que por ejemplo se utilice al personaje de Torpe en la aventura, el cual se convierte en el principal punching ball de la película. Un personaje tonto que simplemente es gracioso por el hecho de ser tonto. Sinceramente en pleno siglo XXI creo que necesitamos algo más de sátira para mantener la atención de la audiencia.

En España tenemos esa horrible manía de usar a celebrities conocidas para realizar el doblaje de las películas de animación al castellano. Macarena García, Jordi Sánchez, Luis Piedrahita o Eva Hache son algunos de los rostros conocidos que ponen voz a los personajes de la película. No niego el esfuerzo que han debido realizar para hacer el doblaje. Sin embargo, el resultado final no deja de producir un efecto incómodo. Probablemente porque aunque no sepamos asociar sus voces en un primer momento, es inevitable reconocerlas y nos saca de la experiencia audiovisual. Con respecto a la música odio esa manía por poner un minuto de canciones de éxito para amenizar el transcurso de los acontecimientos. Produciendo un efecto estridente que realmente se aleja de su objetivo principal: hacer sentir la aventura de una forma más apasionante.  La única canción capaz de pasar el corte es I´m a Lady de la cantante Meghan Trainor, ya que al ir al final y ser una canción creada para la película crea una sensación mucho más fresca en contraposición al resto de propuestas.  Los-Pitufos-3.jpg

Los Pitufos: la aldea misteriosa no deja de ser una buena apuesta para llevar a los pequeños al cine y disfrutar de su nostalgia siempre que no se tengan grandes pretensiones. Realmente han conseguido crear un universo propio con una historia original que consigue valerse por su propio peso. Sin embargo, no aporta nada a universo azul y al no correr riesgos se queda en un olvidable producto infantil que aunque tiene mejores intenciones que sus antecesoras cinematográficas parece condenada a tener el mismo olvidable destino.

NOTA: 2/5

Juan Carlos Aldarias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s