Crítica de “El Hombre del Corazón de Hierro”, de Cédric Jimenez.

La imagen puede contener: una o varias personas y texto

Este viernes 7 de julio se estrena ‘El hombre del corazón de hierro’, la nueva película de Cédric Jimenez (director francés que ha dirigido otras películas como ‘Conexión Marsella’). Esta película cuenta con un soberbio reparto formado por Jason Clarke, Rosamund Pike, Jack O’Connell y Jack Reynor, como protagonistas. Jason Clarke interpreta a Reinhard Heydrich, un pez gordo del partido nazi, el jefe de las SS, el creador de la Solución Final. Heydrich era conocido como “el hombre con el corazón de hierro” (así es como le llamaba Hitler), la Bestia Rubia, o el verdugo. El film está basado en la novela “HHhH” de Lauren Binet, siglas que responden a “Himmlers Hirn heißt Heydrich” que significa “el cerebro de Himmler se llama Heydrich”. Este proyecto aborda tanto la vida y el ascenso en el partido nazi de Heydrich, como la planificación y ejecución del plan llamado “Operación Antropoide” para atentar contra su vida. Para saber más sobre lo que nos ha parecido esta película sigue leyendo.

Año 1942, el tercer Reich está en su máximo apogeo. La resistencia checa en Londres decide planear la operación militar más ambiciosa de la Segunda Guerra Mundial: Antropoide. Dos jóvenes reclutas, Jozef Gabcik (Jack Reynor) y Jan Kubis (Jack O’Connell) son enviados a Praga para intentar asesinar al líder nazi más cruel de todos, Reinhard Heidrych (Jason Clarke), jefe de las temidas SS, la Gestapo y arquitecto de la “Solución Final”.

La película empieza dejando el listón bastante alto ya desde el principio, mostrándonos el intento de asesinato, por parte de la resistencia checa, de Heydrich. Podríamos dividir la película en dos partes fundamentalmente. En la primera parte, tras la escena del intento de asesinato, se nos muestra la vida de Heydrich y un acto que le hará abandonar el ejército para unirse al partido nacionalista de Hitler. Vemos como Heydrich se va convirtiendo en una parte esencial del partido y en la mano derecha de Himmler. En la segunda mitad de la cinta conocemos a Jan Kubis (Jack O’Connell) y a Jozef Gabcik (Jack Reynor), dos amigos que junto otros compañeros llevarán a cabo la Operación Antropoide. A pesar de que esta división de la historia de la película tenga coherencia, son dos líneas dramáticas que necesitan contarse por separado y no mezclándolas, el paso de una a otra no está del todo conseguido, pues se crean momentos de confusión (sobre todo en la segunda parte donde ya conocemos las dos historias dentro de esta película) en las que el espectador ya no sabe en qué momento de la historia se encuentra cuando está sucediendo lo que está viendo.

Algo realmente llamativo y que Cédric consigue a la perfección, es mostrarnos las dos caras de Heydrich, y su evolución desde que este se encuentra en el ejército hasta que se mete en el partido nazi. Podemos ver como el mismo hombre que juega con sus hijos, es el mismo que mata a sangre fría a otros niños judíos, no tiene escrúpulos en mandar fusilar a inocentes, o idear la Solución Final para acabar de una vez por todas con “el problema judío”. La crudeza con la que el director lo cuenta asusta, estremece, y a la vez crea poco a poco en el espectador un sentimiento de rabia e impotencia inexplicable. Y lo mismo pasa con los personajes de Jack O’Connell y Jack Reynor, pero de forma contraria: el espectador consigue empatizar y “unirse” a la causa de estos dos personajes y sus compañeros al ver todas las atrocidades que Heydrich y los nazis cometen. Las interpretaciones son un factor muy importante para culminar el trabajo de Cédric, y hay que destacar el excelente y sublime trabajo de Jason Clarke y Rosamund Pike.

La banda sonora de la película está compuesta por Guillaume Roussel. La música que crea para cada escena envuelve y consigue generar una atmósfera siempre acorde a la acción que se está desarrollando. Hay momentos durante la película, como hemos dicho antes, de una crudeza y crueldad insuperables que ponen al espectador la piel de gallina, pero un factor importante para crear esta experiencia es sin duda la música que sigue retumbando en tu cabeza incluso una vez finalizada esa escena, dejándote esa sensación desagradable para recordarte por qué había gente que quería atentar contra Reinhard Heydrich.

El_hombre_del_coraz_n_de_hierro-790504668-large.jpgTambién quería destacar el montaje de esta cinta, pues me pareció que para abarcar tantos años en la vida de Heydrich y el proceso de planificación y ejecución del atentado contra este personaje, en dos horas se resuelve bastante bien esta historia que se extiende por una línea temporal bastante larga. La historia se cuenta con bastantes detalles, explicándonos todos los porqué que nos puedan venir a la cabeza, e incluso en la segunda parte de la película sobra algunos minutos. La mayoría de las escenas más violentas y crudas cuentan con un montaje increíble, que sabe dar el tiempo justo a cada plano para crear en el espectador una sensación realmente desagradable.

Como conclusión, esta película tiene de por sí un interesante guión que atraerá a mucha gente, pues habla de uno de los acontecimientos más conocidos de la Segunda Guerra Mundial, el atentado contra la vida de una de las figuras más importantes del nazismo; la gran labor de Cédric Jimenez para crear una película que llega totalmente al espectador, produciendo en cada uno de nosotros un mix de sentimientos y sensaciones casi sin darnos cuenta; y el pilar más importante e indestructible de esta película: las interpretaciones de los maravillosos Rosamund Pike y Jason Clarke.

NOTA: 3.5/5

Lucía Ruiz Vera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s