Crítica de “Valerian y La Ciudad de los Mil Planetas”, de Luc Besson.

La imagen puede contener: 3 personas, texto

Es increíblemente maravilloso encontrarse de vez en cuando con proyectos de tal calibre, como el que ha realizado el director de “El Quinto Elemento” o “Lucy. ¿Qué de quién hablamos? Pues como habrás podido leer en el título de la entrada, de Luc Besson. Esta vez nos ha regalado “Valerian: La Ciudad de los Mil Planetas”, y el resultado no ha podido ser otro que un producto apabullante a nivel visual. Y eso que he de reconocer que cuando pude ver el tráiler, no me atrajo nada el film por el simple hecho de que todo estuviese grabado sobre croma verde. Esperaba una secuencia detrás de otra muy lograda a nivel visual sin nada de contenido.  Pero tengo que reconocer que me he tenido que comer mis palabras. Si quieres saber lo que nos ha parecido en profundidad, no dudes en seguir leyendo.

Valerian (Dane DeHaan) y Laureline (Cara Delevingne) son agentes especiales del gobierno de los territorios humanos, encargados de mantener el orden en todo el universo. Valerian busca algo más que una relación profesional con su compañera, por lo que la persigue abiertamente con constantes proposiciones románticas. Sin embargo, el amplio historial de Valerian con las mujeres, junto con los valores tradicionales de Laureline, la llevan a rechazar todos sus intentos. Bajo las órdenes de su comandante (Clive Owen), Valerian y Laureline emprenden una misión en la impresionante ciudad intergaláctica de Alpha, una metrópolis en constante crecimiento compuesta por miles de especies distintas, procedentes de todos los rincones del universo. Los diecisiete millones de habitantes de Alpha han convergido con el tiempo, uniendo sus talentos, tecnología y recursos por el bien común. Por desgracia, no todo el mundo comparte esos mismos objetivos en Alpha; de hecho, hay en marcha unas fuerzas ocultas que ponen en grave peligro a nuestra raza.

Pues sí amigos. “Valerian” cumple con las expectativas y logra sorprender resultando ser un producto veraniego lleno de frescura. O al menos eso es lo que me ha parecido a nivel personal. Porque como bien he dicho unas líneas atrás, no podía evitar pensar cuando disfrutaba del tráiler que el proyecto que brindaba Besson al espectador iba a ser un conjunto de secuencias sin sentido con un magnífico apartado visual. Pero me he encontrado no solo con un despliegue visual espectacular, sino con una historia, que aunque vista ya en alguna que otra ocasión, resulta fresca, en cierto modo original (gracias al tono con el que se trata) y con un efectivo y emotivo mensaje. Algo que no esperaba y sin duda es de agradecer.

Pero no nos engañemos. ¿Qué es “Valerian: La Ciudad de los Mil Planetas”? Una película de aventuras al uso, sí, pero con un toque adolescente y dónde el humor y la carisma entre los distintos personajes es uno de los pilares fundamentales. Es cierto que a nivel de historia tiene más bien poco que ofrecer. Ya está todo visto, pero lo que sin duda ofrece el proyecto de Besson es algún que otro sorprendente giro de guión, haciendo que el film resulte en su mayoría, entretenido, ágil y divertido. Vamos, un puro blockbuster veraniego. Estaréis pensando que en algo tiene que fallar. Pues básicamente, en lo que falla es en su duración.

Estamos más que acostumbrados de ver una y otra vez películas que exceden las dos horas de duración. Y mientras hay proyectos que logran mantener el listón arriba durante toda la película, hay otras que inevitablemente, poseen caídas y subidas de ritmo. Y eso es en parte lo que le ha pasado a “Valerian”. Nos presentan una gran cantidad de personajes, lo que es de agradecer, pero si por un motivo u otro no ayudan a la trama o se puede prescindir de ellos en algún momento por alguna que otra circunstancia, mejor quitarlos y así mejorar la experiencia general. Y es que “Valerian” tiene un increíble primer acto y una maravillosa construcción en él, pero luego acaba cayendo en diversos errores y termina entrando en un nudo monótono y sin apenas fuerza, solo para comenzar a subir de nuevo en el tercer acto y llegar, por lo tanto, al  maravilloso clímax del film.

Hablemos de los personajes. Es inevitable negar que entre Dane Dehaan y Cara Delevingne no haya química. Ambos cumplen con el papel a la perfección y brindan momentos sensacionales a lo largo del film. Se nota que son dos actores que se conocen y que lo único que han hecho ha sido pasárselo bien delante de las cámaras. Y eso es algo que se nota en pantalla y que el espectador agradecerá. Personajes llenos de carisma, de sangre, que hacen que la película avance sin conjeturas, magníficos. Pero no son estos los únicos personajes. El film posee una gran cantidad de personajes, desde los interpretados por Rihanna (la cual está espléndida), Ethan Hawke o Clive Owen hasta personajes realizados a ordenador. Millones de personajes con millones de historias que ofrecer.

Dónde sobresale sin lugar a duda el proyecto de Luc Besson es en el apartado visual. “Valerian: La Ciudad de los Mil Planetas” es un auténtico despliegue visual sin precedentes. Si soy sincero, pocas películas me dejan tan sumamente alucinado a nivel visual como me ha dejado “Valerian”. Y es que no se esperaba menos de una producción realizada con tal propósito. Personajes, entornos, decorados, props… . Todo está cuidado al detalle. Es una completa delicia disfrutar de algo así en la gran pantalla. Y si juntamos esto, con el uso del 3D, la experiencia es inigualable. Ya por último, no puedo terminar sin hablar de la banda sonora. Las composiciones de Alexandre Desplat son magníficas, espectaculares. No solo brindan al espectador momentos únicos, sino que también colaboran a avanza la trama, y son unas dignas compañeras de viaje de nuestros protagonistas. Pero por si fuera poco, estas se combinan con canciones conocidas por todos y que ayudan a dar ese tono tan fresco que posee la película.

A modo de conclusión, “Valerian: La Ciudad de los Mil Planetas” es un inigualable blockbuster con un auténtico despliegue visual sin precedentes. Con una historia que aunque ya vista en numerosas ocasiones resulta fresca, unos personajes bien construidos y definidos y con un apartado visual apabullante, el producto que nos brinda Luc Besson es sin duda una clara apuesta para disfrutar este verano. Altamente recomendable.

NOTA: 3.5/5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s