Crítica de ‘La Casa de Papel: Parte 5, Vol.1’, de Netflix

Imagen

Desde sus inicios, Netflix ha querido apostar por la ficción nacional. Para ello invirtieron en rescatar La casa de papel, serie que pasó algo desapercibida en su cierre por la televisión y que con su consumo en streaming, empezó a tener una vida más prolongada, más allá de nuestras fronteras. Además fue el escaparate perfecto para la promoción de la producción patria y de sus actores (no hay más que mirar la carrera de Úrsula Corberó). Era el atraco perfecto reconvertido en un magnífico serial de suspense, donde los ladrones protagonistas terminarían por convertirse en una de nuestras familias favoritas de la ficción. Conscientes del fenómeno, la compañía brindó con 3 nuevas temporadas, una segunda vida con la que poder expandir la epicidad de la premisa, gracias a un mayor presupuesto para el acabado de la producción. Pues bien, cuatro años después de su estreno en televisión la serie parece llegar a su fin, dividiendo en dos tandas el desenlace, los 5 primeros capítulos llegan a Netflix el 3 de septiembre.    

Sobre el argumento, como es costumbre, poco podemos añadir. El creador Álex Pina, asegura que esta “será la temporada más épica y emocionante” de todo el conjunto. En el último episodio, los atracadores consiguieron un respiro tras salvar a Lisboa (Itziar Ituño) de su estancia en prisión. Pero un giro de los acontecimientos pone a El Profesor (Álvaro Morte) contra las cuerdas, después de que la inspectora Alicia Sierra (Nawja Nimri) encontrara su escondite. Ese fue el cliffhanger de una temporada realmente frenética, dejándonos impactados ante las artes de un personaje que acababa de ser destituido profesionalmente. El tono de sorna jocosa y su característico sadismo son la carta de presentación de una mujer que no conoce límites. No hay duda de que generará nuevos aprietos para la banda. 

Para bien y para mal, el producto se ha convertido en una serie de maratón. Por un lado, le ha venido fantástico ese lavado de cara, eliminando gran parte de las tramas de relleno que exige la televisión, para que diferentes tipos de audiencia pudieran empatizar con la serie. Potenciando en cambio la acción, como carta de presentación, en capítulos de una duración más reducida, para el agradecimiento del espectador (inicialmente sobrepasaban los 60 minutos con holgura). Por otro lado, creó que su dilatación en el tiempo, con el fin de construir un trabajo más decente, ha provocado que el público no valore tanto el potencial. Es un entretenimiento elaborado, para tenerte frente al televisor pidiendo más y más… Ese fácil consumo a la carta, por ende, provoca que la serie caiga más rápido en el olvido. Es imposible no haber reseteado partes de la trama, o tener que recurrir a los resúmenes que corren por la red. Precisamente se recurre a la estrategia de dividir la temporada en dos, para dilatar la expectación de un público probablemente fuera de onda (el último capítulo se lanzó hace casi año y medio – 3 de abril de 2020). Pero ese “problema” de consumo, es un mal del primer mundo que por suerte no afecta a la calidad de la propuesta. 

Entrando en materia no queda más que decir: esto es la guerra. Precisamente uno de los factores más criticados de los últimos episodios, era ver como habían gastado todos los cartuchos, teniendo que recurrir a personajes desmedidos (el jefe de seguridad interpretado por brillantemente por José Manuel Poga), o a situaciones que rozaban lo inverosímil en su incansable lucha por autosuperarse. Las dos primeras temporadas dejaron el listón muy alto, y la serie nunca ha bajado el ritmo, muestra de ello es este primer vistazo, sigue caracterizándose por no dejar respirar al espectador desde el primer momento. Los atracadores siempre han demostrado ir un paso por delante, precisamente la elaborada confección de su plan es lo que nos mantiene fijos a la pantalla, aunque cabe recordar que inevitablemente, también, siempre se les acaban complicando los planes. De momento la acción de primer nivel sigue asegurada, con unos primeros giros convincentes. Grandes han sido las bajas en el camino, pero nuevos refuerzos llegan a la serie (Patrick Criado, Miguel Ángel Silvestre, Alberto Amarilla o José Manuel Seda) para seguir poniendo el tablón patas arriba.

Foto Álvaro Morte, Najwa Nimri

Aún no hemos visto nada. Tras este primer vistazo solo puedo asegurar que lo mejor está por venir. Sobre los protagonistas podemos decir que, Álvaro Morte es el alma de la ficción. Su último revés, vislumbra la posibilidad de tener a Itziar Ituño llevando las riendas como cabecilla. Por primera vez vemos al personaje en la primera línea de juego, y por tanto, podemos disfrutar más de su presencia en un rol diferente, que tanto ansiábamos. Otra intérprete a la que podemos ver desenvolverse mejor, es a la ex-infiltrada Belén Cuesta. Quién a pesar de la forzada inclusión de su personaje, ha venido de perlas para reafirmar la entereza del equipo. La adrenalina, la emoción, Arturito (Enrique Arce) haciendo de la suyas, y nuevos detalles de los recovecos del pasado de nuestros personajes favoritos saldrán a la luz, para seguir desarrollando sus motivaciones y acciones. En una serie que vuelve a poner en tela de juicio, la gestión de las fuerzas del Estado y su gestión burocrática en nuestro país. Esta vez, el tiempo juega en su contra, la paciencia se convertirá en un elemento clave, para un grupo de individuos que han agotado toda la cauta resignación. La ficción ha ido dejando pistas sobre el propicio destino agridulce de los protagonistas, aunque quizás aún hay tiempo para que obre el milagro. 


De momento, las impresiones son buenas. Disfrutad de este primer aperitivo antes del cierre, e id entonando el Bella Ciao para el final definitivo de La casa de papel, el próximo 3 de diciembre.

Juan Carlos Aldarias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s